Cuatro meseras y bailarinas entre víctimas de masacre en bar de Guanajuato

La matanza ocurrió a pesar de la llegada de más de 300 elementos del Ejército Mexicano y Guardia Nacional hace ya dos semanas.

Autoridades locales y estatales exigieron a la Fiscalía General del Estado de Guanajuato a que haga su trabajo, toda vez que en un mes han sido atacados tres bares, con un saldo de 31 muertos.

Tras el último ataque perpetrado la noche del miércoles en el bar Lexwz, en Apaseo El Alto, el gobierno local y el del estado de Guanajuato a través de su secretaria de Gobierno, Libia García Muñoz Ledo, coincidieron en que se hará justicia y que es precisamente la FGE la instancia responsable de la captura de los asesinos y esclarecimiento del caso.

Y es que fueron nueve personas las que murieron en la masacre, cinco hombres y cuatro mujeres, todas ellas meseras y bailarinas del establecimiento.

Los hechos ocurrieron pasadas las 21 horas del miércoles en el bar localizado en la Carretera Panamericana Celaya – Querétaro, en el acceso principal a Apaseo El Alto.

La matanza ocurrió a pesar de la llegada de más de 300 elementos del Ejército Mexicano y Guardia Nacional hace ya dos semanas.

Sería irresponsable que hagamos una aseveración sin tener la información de la FGE, habrá que esperar a que determinen por qué se dan este tipo de situaciones. Lo que es cierto es que hay una pugna entre grupos criminales que genera muchas veces este tipo de enfrentamientos”, estipuló Libia García.

Cabe recordar que tanto en hechos ocurridos entre septiembre y octubre, en Tarimoro como en Irapuato fueron ejecutadas 22 personas en total en ataques a bares, sumando 31 víctimas mortales con la masacre de Apaseo El Alto.

En el bar Lexwz fueron halladas cartulinas que atribuyen el atentado al Cártel de Santa Rosa de Lima, y que apenas el pasado martes, en Baja California, fue detenido Juan Rodolfo Yépez Ortiz, hermano de José Antonio, conocido como “El Marro”, líder de la organización criminal, ya preso.

Según la Secretaria de Gobierno, las acciones estatales y federales sí han contribuido a la dispersión de los grupos criminales, pero también se crean otros más.

Al final estos grupos van generando nuevas células o se van fortaleciendo de alguna manera, pero al final creo la autoridad ha sido muy contundente en los golpes que se les ha dado y al final lo qué hay que hacer es investigar y llevar a los responsables ante las autoridades, y tratar de evitar este tipo de incidentes”, señaló.

En tanto, el gobierno de Apaseo El Alto condenó la masacre, toda vez que en su demarcación ocurre gran parte de los homicidios dolosos que ocurren en Guanajuato.

A través de un comunicado que fue lanzado en redes sociales, la autoridad municipal revela que todas las víctimas convivían en el Lexwz antes del ataque. Además refiere que dos mujeres más fueron heridas pero se encuentran estables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *