La democracia del país, en riesgo de desaparecer

La democracia del país, en riesgo de desaparecer

Héctor Aguilar Camín, lamenta la postura de la Suprema Corte, ante la prisión preventiva

La democracia del país, en riesgo de desaparecer

Héctor Aguilar Camín, lamenta la postura de la Suprema Corte, ante la prisión preventiva

El escritor y periodista Héctor Aguilar Camín destacó que José Woldenberg Karakowsky, tiene la virtud de no decir absolutamente ninguna mentira ni tener ninguna exageración y aseveró que de todos los personajes que conoce “el que encarnaría mejor la figura de un ciudadano ejemplar es Pepe (José) Woldenberg quien además, procede conforme a la ley, y su conducta podría ser tomada como norma para la conducta de todos.

«No es el único, hay muchos más personajes, pero si muchos procedieran como lo ha hecho José en la vida pública, personal e institucional este país sería una democracia ejemplar».

Al participar en el foro “Democracia, Izquierda y Cultura. Reflexiones en la Celebración por los 70 años de José Woldenberg”, quien se destacó por su importante labor como presidente del otrora Instituto Federal Electoral (IFE), Aguilar Camín, enfatizó en embargo, que en estos momentos de la vida política del país “creo entender bien el drama personal moral y político que vive José Woldenberg hoy, y con él, muchos mexicanos quizá una parte sustantiva de nuestra generación y es la de haber dedicado toda una vida a la construcción de la democracia, “para venir rumbo al final de la vida a descubrir que está democracia puede estar bajo el embate de un personaje que, la convierte en una especie de casita de los tres cochinitos qué se puede ir con tres soplidos».

En este sentido, cuestionó que cómo es posible que así de fácil y de brutalmente todas estas construcciones alas que dedicamos nuestra vida nuestros esfuerzos y en el caso de Woldenberg su trabajo profesional pueda estar bajo un asedio de este tamaño y en riesgo de desaparecer.

“Digámoslo -sostuvo-, con el rigor y la exageración necesaria para que la alarma nos conduzca a entender el momento en el que estamos”, y advirtió de los riesgos de una democracia a la defensiva, con una sociedad y un gobierno lleno de funciones antidemocráticas -acusó-, camino al oscurantismo al hiperpresidencialismo y a un mundo dividido en dos bandos regido por las ganancias del lenguaje primitivo.

Advirtió que la situación ha empeorado muchísimo en el momento actual sobre todo en la semana en la que nos encontramos por la obsecuencia prácticamente total de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y por la conducta del dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ante la amenaza de ser desaforado e ir a la cárcel.

El dirigente del PRI, abundó, ha arroto prácticamente la alianza que tenía pactada con PAN y PRD y que es la única posibilidad democrática que tenemos de corregir lo que ha sucedido en estos años, con muchos trabajos, pero poder corregirlo.

El dirigente del tricolor, para huir de la cárcel, hecho que parecía inminente, parece haber tomado los pasos necesarios para romper esa relación y la Suprema Corte aunque no ha terminado su deliberación esta semana, al parecer ha decidido dejar en manos del Presidente (de México), el instrumento fundamental con que ha gobernado mediante el miedo, la opresión y la amenaza, con este instrumento fundamental que conocemos como prisión preventiva oficiosa “que en realidad es una patente de corso dado a la autoridad en general, pero en este caso el Presidente para que encarcela a quien quiera, de tal suerte que “puede encarcelar a quien quiera con solo acusarlo”.

Al respecto, refirió que precisamente la propia Suprema corte padeció el uso de este instrumento en la figura de su ex ministro Eduardo Medina Mora, inventando le un delito y poniéndolo en la condición de ser desaforado y salir del recinto legislativo directo a la cárcel, lo mismo le plantearon a Guillermo García Alcocer, cuando se desempeñó como presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), y lo mismo le han hecho a Ricardo Anaya, ex dirigente nacional del PAN, quién está prácticamente en exilio político acusado de un delito, supuesto o real “y presentarse al juez quiere decir ir a la cárcel, y esta es la amenaza que pendía sobre el presidente del PRI”.

El límite antes de poder matar a alguien es privarlo de su libertad y esto es lo que la Corte les le va a seguir dejando en las manos al Presidente, al parecer, y con eso es con lo que el Jefe del Ejecutivo, va a ir a la contienda electoral porque no tiene contención alguna en el uso de este instrumento y se lo va a aplicar a quien amenace el triunfo.

En este momento, enfatizó Aguilar Camín, la mayor amenaza que pende sobre nuestra vida democrática es el hecho de la tremenda ceguera institucional por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al no haber decidido quitarle este instrumento al Presidente con el que los puede atacar a ellos a los ministros y a toda la sociedad por qué lo ha hecho con empresarios, es un recurso sistemático.

Es una desgracia generacional, aseveró, ver con que aparente facilidad es posible desbaratar lo que creímos que era una construcción sólida muy imperfecta, pero sólida y que hubiera sido capaz de aguantar algo más de lo que ha aguantado.

«Esta semana empeoró mucho la situación porque dejaron en manos de un Presidente sin rienda un instrumento tiránico que ha demostrado que usa sin recato alguno».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *